Made in Germany

Desde finales del siglo XIX, la expresión "Made in Germany" se ha considerado un sello de calidad. Tras una historia de 100 años, en la que el grupo de empresas KACO se ha ajustado a este requisito de calidad, estamos predestinados a convertir en un éxito su inversión en una instalación fotovoltaica gracias a nuestros productos.

A la vanguardia tecnológica

Desarrollamos inversores solares de la clase de potencia de hasta 100 kilovatios en dos sedes en Alemania: en la sede central de Neckarsulm y en Kassel. La fabricación para el mercado europeo se realiza exclusivamente en Neckarsulm. No sólo creamos valor añadido y conservamos puestos de trabajo; además, la alta cualificación de nuestros empleados es una importante condición para la calidad de nuestros productos: fuimos el primer fabricante del sector solar en ofrecer siete años de garantía.

Made in Germany – en todo el mundo

Para acercarnos a los futuros mercados de ultramar, fabricamos entretanto en los EE. UU., Canadá y Corea del Sur, siempre y únicamente en centros de producción propios. Los hemos equipado siguiendo el modelo alemán y dan empleo exclusivamente a trabajadores propios. Además, en Corea del Sur la central trabaja en estrecha colaboración con un equipo para el desarrollo de inversores solares de la clase de potencia de a partir de 100 kilovatios.

Calidad metódica

Obviamente, nuestras fábricas en el extranjero también están integradas en nuestro extenso sistema de gestión de calidad. Recibimos regularmente la certificación conforme a la norma ISO 9001 y hemos establecido un proceso de mejora permanente. Esto garantiza que en la fabricación de nuestros productos tenemos en cuenta conocimientos del funcionamiento y el servicio, así como la investigación y el desarrollo..